Una mente saludable

Hoy es el día para dar dar marcha atrás en contra el consumo de tantas bebidas azucaradas y alimentos envasados avanzar en favor de las verduras, frutas y granos enteros. 

Ya sabes, “comida” real. No sólo comer sano puede ayudarte a perder peso, sino que también puede ayudar a tu cerebro. Comer alimentos saludables tiene un montón de beneficios psicológicos increíbles que pueden sorprenderte. 

Esto es porque tu cerebro, probablemente, no los conoce, y los cerebros tienden a hacerte sentir sorprendido cuando lee algo que antes no conocía. Come una manzana, zanahorias y pan integral, para empezar a  descubrir lo que tu cerebro se ha estado perdiendo todos estos años.

#5 Construye tu autoestima

La autoestima suele empezar con una percepción positiva sobre nuestro cuerpo, y comer sano es obviamente una de las formas clave de lograrlo. Un cuerpo e imagen saludables comienzan con una alimentación sana. 

“Como la mente y el cuerpo son una sola entidad, el funcionamiento fluido e interrelacionado de las partes de nuestro cuerpo y la química de nuestro cerebro proveen la base para un sentido inherente de bienestar”. Si te gusta lo que ves en el espejo, tu autoestima te recompensará con un serio mojo.

#4 Mejora tu nivel de energía general

Según la buena gente del Centro Médico de Harvard, una dieta saludable también mantiene alto el nivel de energía. Si comienzas a comer una dieta más equilibrada que incluya carbohidratos no refinados, proteínas y grasas, con énfasis en las verduras, los granos enteros y los aceites saludables, comenzarás a ver aumentar tus niveles de energía.

También recomiendan comer comidas pequeñas y frecuentes, comer un almuerzo más pequeño y evitar las dietas de choque.

#3 Aumenta su función cerebral general

Comer alimentos ricos en nutrientes mejora la función cerebral, según Web MD. Cuanto más sano comas, más sano será tu cerebro, por lo que recomiendan comer cosas como arándanos, salmón salvaje, té recién hecho y chocolate negro para que tu cerebro pueda picar esos nutrientes. No te excedas con el chocolate negro.

#2 Podría reducir los síntomas de la depresión

Según Healthline, el cerebro responde a lo que comes y bebes como cualquier otro órgano. El cerebro necesita vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales para mantenerse sano y mantener la mente despierta. 

Si no le proporcionas al cerebro estos nutrientes esenciales, no puede funcionar correctamente y puede aumentar el riesgo de problemas de salud mental como la depresión. 

Recomiendan minerales como el magnesio, el selenio, el zinc, los aminoácidos, los ácidos grasos y mucha agua. Sin embargo, es importante señalar que una dieta saludable no es una cura para la depresión clínica o los trastornos del estado de ánimo.

#1 Mejora tu estado de ánimo

Dartmouth ha hecho extensos estudios sobre la relación entre la comida y el estado de ánimo, y digamos que sus hallazgos fueron un poco complicados, por no decir más. 

A través de varios estudios de dieta, determinaron que el efecto entre la comida y el estado de ánimo variaba dramáticamente dependiendo de la persona, por lo que recomiendan una dieta bien equilibrada rica en proteínas, moderada en carbohidratos y baja en grasas, ya que esto podría mejorar en general el estado de ánimo de la mayoría de las personas.