La guía definitiva de 20 pasos para una vida ecológica (Part II)

Sabemos que el cuidado del medio ambiente es importante, es por eso que te traemos esta segunda parte de los consejos para tener una vida ecológica:

  • Paso 11: Haga que le entreguen su tienda de comida

La entrega a domicilio es como el transporte público de comestibles. En lugar de tener 20 coches extraños en el supermercado, una furgoneta va por ahí entregando a todos los de la zona. Además, significa que es menos probable que compres por impulso, lo que puede ayudar a reducir cualquier desperdicio de comida.

  • Paso 12: Arréglalo, no lo tires

Reparar o arreglar algo es más respetuoso con el medio ambiente que simplemente tirar las cosas, aunque esto último puede parecer más fácil y barato a veces. 

Internet te da acceso a las herramientas y la información que necesitas para arreglar prácticamente cualquier cosa, y si todavía no puedes arreglarlo, ¿por qué no intentar convertirlo en otra cosa?

  • Paso 13: Usar productos de limpieza ecológicos

Muchos productos de limpieza contienen muchos productos químicos nocivos que no son respetuosos con el medio ambiente para crear o eliminar. 

De hecho, la exposición repetida a estos productos de limpieza puede afectar a su salud así como al medio ambiente. 

Los productos de limpieza ecológicos utilizan métodos de limpieza más naturales y orgánicos que son mucho menos dañinos.

  • Paso 14: No conduzcas

Si puedes hacer el viaje a pie, en bicicleta o en transporte público, entonces hazlo. 

Conducir, a menos que estés en un vehículo eléctrico, no es muy ecológico y puede realmente añadir a tu huella de carbono. 

Cuando tengas que conducir, asegúrate de sacar el máximo provecho de tu vehículo manteniendo la velocidad baja, asegurándote de que los neumáticos estén bien inflados y que el motor funcione sin problemas.

  • Paso 15: Use su microondas

Honestamente, se sorprendería de lo mucho más eficientes que son los microondas en comparación con los hornos convencionales. Aunque ya estás sorprendido, también puedes seguir sorprendiéndote con algunas de las cosas impresionantes que puedes cocinar en un microondas (pista: no son sólo comidas preparadas).

  • Paso 16: Compra local

Desde la ropa hasta la comida, cuanto más cerca de casa se hacen y se compran estos productos, menos carbono se crea con su transporte. No sólo eso, sino que estará apoyando la economía local, lo que significa que con el tiempo tendrá aún más artículos locales para elegir.

  • Paso 17: No vueles

Volar es una de las cosas más dañinas para el medio ambiente que se pueden hacer: ¡sólo volar de Bristol a Edimburgo produce 0,15 toneladas métricas de carbono! 

¿Por qué no quedarse un poco más cerca de casa y explorar algo de la hermosa naturaleza de Gran Bretaña? Acampar, hacer senderismo y montar en bicicleta son cosas muy buenas para hacer en el Reino Unido y son extremadamente bajas en carbono.

  • Paso 18: Cultiva tu propio

Cultivar tus propios vegetales no es sólo una buena manera de ahorrar dinero, sino también una gran manera de reducir tu huella de carbono y ser ecológico. 

¿No tienes ningún espacio exterior? Las jardineras de las ventanas son una gran manera de alegrar la vista, filtrar el aire que entra en su casa y ofrecer mucho espacio para las hierbas y pequeños parches de verduras.

  • Paso 19: Plantar algunos árboles

La sostenibilidad ecológica es muy importante cuando se trata de una vida ecológica. Sin un ecosistema estable, las cosas empiezan a desmoronarse. 

Asegurarse de que estamos plantando más árboles nativos para reemplazar los que han sido talados, para hacer espacio para los desarrollos, es algo que más gente y empresas necesitan hacer para proteger el medio ambiente y mejorar la calidad del aire.

  • Paso 20: Elija su cuidado personal sabiamente

Cuando se trata de la higiene personal, hay varias cosas que hay que tener cuidado para tener un estilo de vida verdaderamente ecológico. 

La más dañina de ellas son las micro partículas, que son pequeños trozos de plástico sólido que no son biodegradables y se abren camino en los cursos de agua y, en última instancia, terminan dañando el medio ambiente al entrar en la cadena alimentaria. 

Asegúrate de que tu jabón corporal, pasta de dientes, exfoliante facial y otros productos no contengan estas cuentas. Además, evitar los productos químicos y optar por productos de limpieza naturales.